Banqueros prófugos de la justicia ecuatoriana son vistos como exitosos empresarios en EE.UU Quito, 29 jul (Andes).- Han transcurrido más de 13 años desde que inició el proceso  judicial en contra de los exdueños del  Filanbanco, cuya quiebra incidió en la crisis  bancaria de 1999 y, de la cual, se estima  que los hermanos William y Roberto Isaías  Dassum adeudan al erario  público $ 661 millones EE.UU. dio refugio a 4 ecuatorianos prófugos El ex presidente del Ecuador, Jamil Mahuad;  los banqueros que originaron la crisis de  1990 en Ecuador, Roberto y William Isaías, y el ex director de Inteligencia del Ejército  ecuatoriano y agente de EE.UU. en Ecuador, Mario Pazmiño, son algunos de los  prontuariados ecuatorianos a los que EE.UU. ha dado refugio en los últimos años. Fiscal viajó para gestionar extradiciones de acusados Autoridades de Ecuador y Estados Unidos se reunieron la semana pasada para revisar los  pedidos de extradición que planteó el Estado ecuatoriano en contra de las personas que  supuestamente han infringido la Ley y que  no han sido concedidos por el país del norte. Filanbanco “internacional” Por: José Morán Álvarez La crisis ya no solo será económica-política ni social,  ya que eso era lo de menos para los “bankers” que  operaban dentro del Ecuador. La crisis empieza a  crear una rara atmósfera diplomática a nivel de  estados; las noticias que se publican últimamente nos  dejan anonadados, puesto que se está involucrando  en un problema de un país del “tercer mundo” nada  más ni nada menos que a instituciones de alto  prestigio de la primera potencia mundial. Un senador  de los EEUU recibiendo “donaciones” para su  campaña y la de otros senadores; una empresa seria  en materia de información, de las dimensiones de  CNN, ha permitido -seguramente por omisión-  crear  una “frecuencia latina paralela”. Todo eso fue un  medio para lograr un fin, pues de acuerdo a la  denuncia que hiciera el conductor mexicano del  programa “Economía y finanzas” de la CNN, Alberto  Padilla, los exbanqueros financiaban la promoción de  libros, consiguieron llamadas y cartas de  recomendación dirigidas al Departamento de Estado y  otras dependencias, con el fin de establecerse en los  EEUU ante el inminente peligro de la extradición. De  todas las denuncias publicadas hay dos hechos que  impactan: uno consiste en tener el dominio de una  agencia de relaciones públicas para generar opinión  contra el gobierno del Ecuador, a través de columnas,  reportajes y libros de opositores al presidente Correa.  Pero choca más cuando logran que el líder del Comité  de Relaciones Exteriores del Senado de EEUU  ejerciera presión para suspender a Ecuador (país  donde ellos nacieron e hicieron su inmensa fortuna),  los beneficios arancelarios conocidos como Atpdea.  Un cuadro triste y doloroso para el país, por supuesto  para los que sí lo aman, considerando que en EEUU  hay personas que, por filtrar información, tienen serios  problemas con el actual gobierno y el rechazo de gran  parte de la sociedad estadounidense. El termino  político-jurídico de todo esto es conspiración y hay  que rechazarlo de plano, pues nuestro país tuvo la  traumática experiencia de ver cómo sectores  bancocráticos muy cercanos a estas fortunas lo  manejaron todo y, justamente, producto de la  imperiosa necesidad histórica aparecieron las voces  de “disidentes del ostracismo”, como la de Juan  Falconi Puig, que se convirtió en un referente de  valentía y patriotismo ante estos poderosos sectores  fácticos.
Brazo politico de los Isaías